Un Futuro poco seguro

Estamos viviendo un punto bastante crítico en cuanto a seguridad y privacidad. La forma en la que manejamos nuestra vida e intimidad es todo menos íntima. E incluso para aquellos mucho menos exhibicionistas,  la intimidad es algo que quedó en el pasado. Los libros de historia hablarán sobre aquello llamado privacidad, como cuando cuando tratamos imaginar un mundo sin electricidad – un mundo completamente distinto-.

Todos estamos expuestos y voluntariamente dispuestos, con o sin conciencia, de dar a conocer nuestra intimidad. Aquello que antes era invaluable, es simplemente un modelo de negocio para las empresas actualmente.

Todo sobre ti valer mucho dinero, pero no recibes nada a cambio

Mark Zuckerberg, creador de Facebook.
Foto cortesía de la página web Business Insider

El uso de redes sociales, como Facebook, podrán ser sin costo alguno, pero nada es gratis en la vida. En efecto hay un precio que pagar: eres tú mismo, somos todos nosotros.

Cuando estamos e interactuamos en Facebook, ellos se encargan de vigilar y procesar nuestro comportamiento. A partir de a qué le damos like o no, a un conjunto a paginas seguidas o amigos, Facebook crea un perfil de tu personalidad. Quién eres, que te gusta, que no te gusta y cuales son tus intereses. Sin embargo, de momento, Facebook no vende la información exponiendo tu persona.

¿Nunca te has preguntado si un anuncio publicitario ha sido muy conveniente?.En este caso las casualidades no existen. Cuando buscas algo por Google y Facebook, ellos tienen tu perfil y también un sin fin de clientes. Ellos te hacen llegar la publicidad que saben te va a interesar.

No trates de escapar, pues hasta tus conversaciones por Whatsapp están siendo analizadas.

¿Deberíamos entrar en pánico?

De momento, No. Es cierto que usan toda nuestra información más íntima, pero todo se maneja a nivel de palabras claves y publicitario.

¿Es peligroso? Podría serlo, en efecto. Un grupo, una persona o un gobierno represor podría hacerse con esta información. Imagina ser un hombre homosexual en un extremo de la Rusia actual y organismos del estado con acceso a esta información que tiene Google o Facebook de ti.